La esclerosis colangitis primaria (ECP) se asocia con la enfermedad intestinal inflamatoria (EII). Aunque está bien establecida aún no se conoce las causas de la asociación entre la ECP y la EII. Ambas enfermedades son genéticas complejas, causadas por una combinación de genética y factores ambientales de riesgo. Las investigaciones enfocadas en el rol de la genética en la ECP demostraron que el hallazgo de algunos riesgos genéticos está también asociados a la EII. El conocimiento sobre el rol de la genética en la ECP está avanzando, pero aún se sabe poco sobre posibles factores desencadenantes vinculados con el ambiente.

Estudios en el campo de la EII demostraron que el tabaquismo y la apendectomía previa protegen del desarrollo de la colitis ulcerativa (CU). También se comprobó que familiares de primer grado de pacientes con ECP tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad y también la CU. Hasta ahora, no hay estudios que consideren el efecto del fumar y la apendectomía previa vinculados con el riesgo de desarrollar ECP.

Esta investigación está dirigida a evaluar los factores ambientales de riesgo para el desarrollo de ECP en un amplio grupo de pacientes que padecen la enfermedad. El tabaquismo, el historial de apendectomía, los antecedentes familiares de EII, la enfermedad autoinmune del hígado y la distribución geográfica de los pacientes, son los riesgos potenciales que se estudiaron. Para examinar estos factores de riesgo, se comparó pacientes con ECP con otros pacientes de control con EII y también con otros participantes saludables denominados de control (PS). A partir de la utilización de estos grupos de control, los investigadores pudieron comparar la frecuencia de exposición a los factores de riesgo en cada grupo y así determinar la relación entre los factores de riesgo y la enfermedad.

Los participantes se reclutaron del proyecto de Epi ECP EII, que consiste en un grupo representativo de estudio de pacientes con ECP y colangitis biliar primaria (CBP) en Holanda, realizada desde el 1 de enero de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2011. Se invitó a los participantes a formar parte del estudio, firmaron una autorización y completaron un cuestionario de 10 ítems, para consignar su estatus de fumador, previas apendectomías y si tienen familiares de primer grado con EII y/o enfermedad autoinmune del hígado.

En total, 343 pacientes con ECP estuvieron de acuerdo con participar y completaron el cuestionario; 164 de esos pacientes tenían UC concomitante y 50 tenían la enfermedad de Crohn (EC). Un total de 370 pacientes con EII y 232 con PS aceptaron participar y completaron el cuestionario. Los datos demográficos revelaron que el grupo de pacientes con ECP era representativo de la población con esta enfermedad en Holanda. Su edad promedio era de 48 años y el 65% de los pacientes eran hombres; En el grupo de control con EII, el 40% eran hombres con una edad promedio de 43 años. En el grupo de control con PS, la edad promedio era de 55 años y el 46% eran hombres.

Se dividió a los pacientes con ECP a partir de la presencia concurrente de EII, entre pacientes con CU, pacientes con EC, y pacientes sin EII concurrente. Ninguno de los integrantes del grupo de control con EII tenía diagnóstico de enfermedad hepática y todos los estudios de rutina de hígado fueron normales.

Para diferenciar los factores de riesgo en el desarrollo de ECP de aquellos factores de riesgo en EII, a los pacientes de control con ECP y EII se los juntó de acuerdo al tipo de EII (con CU o EC): se comparó a los pacientes con ECP y CU con los pacientes de control con CU. Por su parte, los pacientes con ECP y EC se los comparó con los pacientes de control con EC. A los pacientes con ECP sin EII se los analizó y comparó por separado con los que tenían PS.

A los riesgos potenciales en el desarrollo de ECP como el sexo, el tabaquismo, edad, apendectomía (remoción quirúrgica del apéndice), antecedentes familiares de EII y de la enfermedad autoinmune del hígado se los comparó a partir de su frecuencia relativa (la frecuencia de la presencia del factor de riesgo en los grupos con ECP EII versus el grupo de control con EII. Mientras que al grupo de ECP sin EII se los comparó con el grupo de control con PS).

Los investigadores resumieron los siguientes descubrimientos.

Tabaquismo:

Había menos fumadores en el grupo de ECP que en el grupo con PS. Una tendencia similar se observó en el subgrupo de pacientes con ECP sin EII, comparado con el grupo con PS.

Cuando se comparó a los pacientes con ECP y CU con los pacientes del grupo de control con CU, en los primeros, había más fumadores comparado con los pacientes con ECP y CU. Se observó resultados similares en los grupos con ECP y EC y en los grupos con EC. El tabaquismo está significativamente asociado con un menor riesgo de desarrollar ECP, tanto en pacientes con CU como en los que tenían EC.

En concordancia con investigaciones previas, este estudio de controles y casos demuestra la relación independiente entre el tabaquismo y la disminución del riesgo de desarrollar ECP. Se indicó que este estudio está en sintonía con un trabajo reciente de Eaton et al., el que también descubrió que el tabaquismo disminuye el desarrollo de ECP en pacientes con ECP y EII, pero no entre pacientes con ECP sin EII. Los resultados sugieren que la relación entre el tabaquismo y el ECP está impulsada por un genotipo específico correspondiente a un fenotipo ECP y EII.

Por otro lado, la forma en que los mecanismos subyacentes de los efectos de tabaquismo inciden en la patogénesis de la ECP o EII aún no tienen respuesta. La nicotina es uno de los cuatro mil componentes más estudiados del tabaco. La nicotina exacerba receptores específicos en el sistema nervioso central y en otras partes del organismo que llevan a la sensibilización de una cierta vía antiinflamatoria: la vía colinérgica anti-inflamatoria.

Si bien aún no se ha estudiado los efectos del tabaquismo en la evolución de ECP, en pacientes con CBP, este hábito está vinculado con la presentación de estadios avanzados de la enfermedad. Esto podría sugerir que, aunque el tabaquismo reduce el riesgo de desarrollar ECP, podría acelerar el progreso de la enfermedad, una vez que aparece la fibrosis en el hígado.

Apendectomía:

La apendectomía se observó en igual proporción entre los pacientes con ECP y con PS, mientras que los pacientes con ECP y CU, comparados con los pacientes del grupo de control con CU, presentaron apendectomía. En sintonía con esta investigación numerosos trabajos han demostrado los efectos preventivos de la apendectomía en el desarrollo de la CU. Sin embargo, no existe relación entre la apendectomía y el desarrollo de ECP (en concordancia con los resultados de cuatro grandes estudios de meta-análisis). La mayor frecuencia de apendectomía en los grupos de ECP y CU en comparación con el grupo de CU indica que la apendectomía puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de ECP en pacientes con CU.

Las causas de la influencia de la apendectomía en el desarrollo de CU ha sido el eje de muchas investigaciones durante años. Un basto estudio de Anderson et al. plantea que es más probable que sufrir apendicitis (razón por la que se retira la apéndice) cause el efecto de preventivo, que la ausencia misma de la apéndice una vez realizada la apendectomía.

Antecedentes familiares:

El 10% de los pacientes con ECP Y CU y el 17% de los pacientes de control con CU tenían familiares de primer grado con EII, sin embargo no se encontraron diferencias entre los pacientes con ECP y EC y los pacientes de control con EC. En ambos subgrupos con ECP y EII los antecedentes familiares con EII no fueron un factor de riesgo independiente para desarrollar ECP.

La enfermedad autoinmune del hígado prevaleció en familias de pacientes con ECP y EC que en familiares de control con EC. Sin embargo, la cantidad de casos era muy poca. Los familiares de pacientes con ECP y CU presentaron la misma frecuencia de la enfermedad autoinmune del hígado en comparación con los familiares con CU.

Distribución geográfica:

Hubo una distribución geográfica equilibrada de pacientes con ECP en toda el área en la que vivían, lo que sugiere que el medio ambiente no desempeña un rol en el desarrollo de ECP.

Conclusión:

Se concluyó que, sobre la base de un muestreo poblacional amplio de pacientes con ECP, el tabaquismo está relacionado con una disminución del riesgo de desarrollar esa dolencia, independientemente del efecto preventivo del hábito de fumar en pacientes con CU, mientras que la apendectomía no resultó un factor de riesgo independiente para desarrollar la enfermedad.

Glosario

Estudio de casos y controles: Estudio que compara pacientes con alguna enfermedad o interés particular con pacientes que no tienen esa enfermedad o interés particular y estudia en retrospectiva la frecuencia a la que se ha expuesto a los pacientes a factores de riesgo comparado con el grupo testigo, para determinar la relación entre los factores de riesgo y la enfermedad.

(https://himmelfarb.gwu.edu/tutorials/studydesign101/casecontrols.html)

Grupo: Conjunto de sujetos que participaron de un evento particular o padecen una enfermedad particular durante un período de tiempo determinado.

Genotipo: Combinación de genes con un locus específico o alguna combinacion de genes con un loci especial.

Loci: (pl.) Locus: En genética loci son las ubicaciones de genes particulares en un cromosoma que son más comunes en sujetos con alguna enfermedad en comparación con los pacientes de control.

Media: Promedio en la distribución, por encima y por debajo que yace en un número igual de valores.

Patogénesis: Mecanismo biológico (o mecanismos) que llevan a un estado de enfermedad.

Fenotipo: Expresión de un rasgo específico basado en influencias genéticas o ambientales.

Base de población: Descripción de un estudio que involucra una “población general,” por ejemplo un grupo de personas que padece ECP.

————————————————————————————————————————————————————————————————————————————–

El autor de esta versión del artículo es el Dr. Valmae Ypinazar (PhD), Investigador docente principal de la Universidad Griffith de Southport, Queensland, Australia.

Traductor:

Junio de 2016

La versión original en inglés de este artículo ha sido supervisada y aprobada por el Dr. E.M.G de Vries y el Dr. K. Boonstral.

Esta versión está basada en el artículo completo:

Factores de riesgo en la esclerosis colangitis primaria

Kirsten Boonstra1*, Elisabeth M. G. de Vries1*, Nan van Geloven 2, Karel J. van Erpecum 3, Marcel Spanier 4, Alexander C. Poen 5, Carin M. van Nieuwkerk 6, Ben J. Witteman 7, Hans A. Tuynman 8, Anton H. Naber 9, Paul J. Kingma 9, Ulrich Beuers 1 and Cyriel Y. Ponsioen 1 on behalf of the Epi PSC PBC Study Group

1 Department of Gastroenterology and Hepatology, Academic Medical Center, Amsterdam, the Netherlands; 2 Clinical Research Unit, Academic Medical Center, Amsterdam, the Netherlands; 3 Department of Gastroenterology and Hepatology, University Medical Center Utrecht, Utrecht, the Netherlands; 4 Department of Gastroenterology and Hepatology, Rijnstate Hospital, Arnhem, the Netherlands; 5 Department of Gastroenterology and Hepatology, Isala Clinics, Zwolle, the Netherlands; 6 Department of Gastroenterology and Hepatology, VU Medical Center, Amsterdam, the Netherlands; 7 Department of Gastroenterology and Hepatology, Gelderse Vallei Hospital, Ede, the Netherlands; 8 Department of Gastroenterology and Hepatology, Medical Center Alkmaar, Alkmaar, the Netherlands; 9 Department of Gastroenterology and Hepatology, Tergooiziekenhuizen, Hilversum/Blaricum, the Netherlands

*Estos autores también contribuyeron con el artículo.

Este artículo estará libre de derechos de autor cuando:

1    Se mencione el artículo como PSC Patients Europe (PSCPatientsEurope.org)

2    Envíe el link / o una copia impresa a PSC Patients Europe

Recabaremos toda la información suministrada y le daremos una devolución al autor, así como a otros investigadores o interesados. Esto colaborará con nuestra búsqueda de versiones válidas disponibles para el público.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, contáctenos a info@pscpatientseurope.org ¿Disfrutó de este artículo? Agradeceríamos que nos des un ‘me gusta’ en la página de Facebook de PSC Patients Europe. También puede hacer una donación a PSC Patients Europe. Informaremos sobre el autor en tu devolución o en tus ‘me gusta’.